El Plan de Ejecución BIM, también conocido en inglés como BIM Execution Plan (BEP), es una parte necesaria para el desarrollo de un proyecto BIM en ingeniería. En él se definen y aseguran los actores que intervendrán en un proyecto, desde la fase de diseño y construcción hasta la explotación.

¿Qué es un BIM Execution Plan?

Desde Retain entendemos que el BIM Execution Plan debe plasmarse en un documento que soporta y describe la metodología, herramientas, procesos y formatos para dar solución a los requerimientos BIM de un proyecto. En él se define además cómo se monitorizan y ejecutan los trabajos en BIM.

Habitualmente, este documento se inicia antes de conformar un contrato, para informar al cliente o usuario del enfoque global previsto del proyecto, así como la forma en la que se llevará a cabo.

Tras la adjudicación del contrato se puede crear un BEP secundario para definir más en detalle el workflow definitivo del proyecto BIM.

Por qué debes definir un BIM Execution Plan

Una de las claves del éxito de un proyecto BIM es la definición correcta del BIM Execution Plan. La creación de este documento facilita el cumplimiento de presupuestos y tiempos a lo largo del proyecto.

Las principales ventajas del BIM Execution Plan son:

  • Se marcan las responsabilidades y oportunidades por las partes que participan en el proyecto BIM.
  • Ayuda a entender los objetivos para lograr la implementación BIM.
  • Pone de manifiesto los recursos y formación necesaria para implantar correctamente el proyecto BIM.
  • Proporciona un punto de referencia para describir el proceso para futuros proyectos.
  • Provee de un objetivo para monitorizar el progreso del proyecto.
  • Aumenta el nivel de conocimiento del equipo a través de una mejora en la planificación.

¿Qué documentación podemos generar para la redacción del BEP?

Durante el proceso de creación de un proyecto BIM, podemos generar multitud de documentos, entre los relacionados con el BEP destacan:

  • PRE-BEP. Es el documento previo a la formalización del contrato con un cliente tras haber definido los requisitos de negocio, implicando a los diferentes posibles agentes que participaran en el proyecto BIM.
  • BEP. En este documento se plasman los requisitos de negocio así como el PIP (Project Implementation Plan, que sirve para describir las técnicas y recursos), la metodología, el objetivo,  los hitos y los entregables.
  • MIDP (Model Information Delivery Plan). Este documento es común confundirlo con el BEP. El MIDP es la guía que prepararemos tras la formalización del contrato con el cliente y en ella se expresa como se va a ejecutar el proyecto de a partir del modelado e información facilitada. En este documento se presentan: los roles del proyecto, estrategias,  las plantillas que se utilizarán, los estilos de costas, líneas y simbología. También se incluirá el CDE (Common Data Enviroment), es decir cómo se intercambiará la información durante el proyecto).

Recomendaciones para la correcta redacción del BIM Execution Plan

Es habitual que cuando la empresa está dando los primeros pasos para abordar proyectos BIM, se plantee redactar un BIM Execution Plan estándar. Una práctica errónea es intentar contemplar un BEP en el que se aúnen las casuísticas de todos los clientes en un mismo documento.

En estos casos, desde Retain aconsejamos preparar estándares por tipologías de proyectos o definir un estándar para los proyectos con los que más trabaje la empresa. Este documento deberá ser versátil y acorde a los proyectos que permita abarcar.