El consumo y la gestión eficiente de la energía es uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas en la actualidad. Esta necesidad viene determinada, por un lado, por la creciente subida en los precios de la energía y la repercusión que tiene sobre los costes de producción, y por otro, por la necesidad de la empresas, tanto social como estratégicamente, de contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Las empresas llevan años poniendo en marcha programas de eficiencia energética destinados a optimizar el consumo de energía mediante distintas acciones, incluyendo la inversión en equipos e instalaciones de bajo consumo, monitorización, automatización y racionalización de los equipos, mantenimiento, etc.

En la última década, la apuesta por las energías renovables y el autoconsumo ha hecho aumentar exponencialmente el número de instalaciones de paneles fotovoltaicos en empresas, y también en el ámbito residencial. De acuerdo con el último informe de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), la potencia instalada de autoconsumo fotovoltaico en 2020 ascendió a 596 MWn anuales, con un acumulado de 1.539 MWn.

 

Potencia instalada fotovoltaica en España

Estimación de la potencia instalada de autoconsumo fotovoltaico. Fuente: UNEF

 

El uso de placas de energía fotovoltaica tiene un impacto positivo en la reducción de la factura eléctrica, además de alinearse con las políticas medioambientales y de sostenibilidad de la empresa que demanda la sociedad.

En este artículo analizamos estos y otros beneficios de la puesta en marcha de instalaciones fotovoltaicas en las empresas.

La energía fotovoltaica y los objetivos de desarrollo sostenible

El cambio climático y los efectos adversos que tiene sobre el planeta ha sido un tema de debate y controversia en las últimas décadas. Desgraciadamente cada vez son más las evidencias presentadas por la comunidad científica, y algunos de sus efectos son ya palpables en muchos ámbitos.

En el año 2015, la Asamblea General de la ONU presentó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un paquete de acciones que buscan favorecer a la sociedad, al planeta y la prosperidad. La agenda plantea 17 objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental.

 

Energía renovable ONU

Objetivos de desarrollo sostenible. Fuente: Naciones Unidas

 

Entre estos objetivos, el número 7 se fija en «Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna», y entre sus metas, se encuentra «aumentar considerablemente la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas».

Siguiendo esta tendencia, también en 2015, la Cumbre de París contra el cambio climático (COP25), estableció varias medidas a poner en práctica, como no superar los 2ºC, controlar las emisiones de CO2 y otras medidas que pretenden combatir el calentamiento global. En el momento de escribir este post se está desarrollando la conferencia COP26 en Glasgow, en la cual se revisarán y ratificarán los acuerdos de la anterior cumbre, con un objetivo más amplio para el año 2050.

Alineadas con estos objetivos, grandes inversiones por parte de gobiernos y empresas han hecho posible que año tras año la generación y el consumo de energías renovables vaya aumentado progresivamente. El Informe del Progreso de la Energía elaborado por Tracking SDG 7 proporciona indicadores globales sobre el acceso a la energía, la eficiencia energética y el uso de energías renovables. En este informe se muestra comparativamente el uso de energía renovable sobre el total en España, observándose como en una década (2008 a 2018) se ha producido un aumento del 9,7% al 17,4%.

España energia renovable

Fuente: Tracking SDK7

Datos de la energía solar en España

España es uno de los países europeos donde tenemos más horas de sol, unas 2.500 horas anuales. Esta circunstancia hace de la energía fotovoltaica una inversión segura, ya que simplemente dependemos de un recurso predecible y estable: el sol. De entre todas las energías renovables, la energía solar es la que más ha crecido en los últimos años en España. Según datos de la Agencia internacional de energías renovables (IRENA), en España es la tercera fuente de energía renovable, después de la energía eólica y la hidroeléctrica, pero es la que un mayor ritmo de crecimiento ha experimentado en los últimos años.

Renovables ·España - IRENA

Fuente: IRENA

 

Además, España se encuentra en el top 10 de países con más instalaciones solares. Según datos de la UNEF, hemos pasado de los 49 MW a los 4.080 MW de generación fotovoltaica en tan solo 4 años, desde 2015 a 2019.

En el entorno doméstico, según el Informe sobre «La percepción del autoconsumo doméstico en España» realizado por Telling Insights para IKEA, la instalación de paneles solares es una decisión que barajan 8 de cada 10 españoles. En este documento se refleja como el 45% de los encuestados pone el principal motivo el ahorro en su factura de la luz, mientras que en segundo lugar se sitúa el impacto positivo que tiene sobre el medio ambiente. Los consumidores imaginan ahorros por debajo de los que serán realmente, pero aún así siguen interesados en la implantación de placas solares. Los ahorros serían como media del 41% en las facturas de la luz, pudiendo llegar hasta un 65%.

Energía en el ámbito industrial y empresarial

En el ámbito industrial, según REN21, el consumo de energía en la industria representa alrededor del 35% del consumo total de energía final. Alrededor del 75% de la energía utilizada en la industria se destina a usos finales térmicos, mientras que el porcentaje restante se destina a usos finales eléctricos, incluido el funcionamiento de la maquinaria y la iluminación. La energía renovable satisface alrededor del 14,5% de la demanda total de energía industrial. La electricidad renovable supone aproximadamente un 7.1% del total, y se consume tanto para usos finales eléctricos como para satisfacer las demandas térmicas de algunos procesos industriales.

Energía solar en la industria

Consumo final de energía en industria y agricultura. Fuente: REN21, basado en datos de IEA (2017)

Cabe recordar también que la energía solar no es solo la fotovoltaica si no también térmica. Es decir, podemos producir tanto energía como calor. El estudio “Renewables 2020 Global Status Report” dice que el 50% del total de la energía que necesitamos es en forma de calor, siendo tan solo el 17% de la necesitada, energía eléctrica.

Ventajas de los paneles fotovoltaicos para empresas

A pesar de los datos que indican la clara tendencia del mercado respecto de la energía fotovoltaica, antes de abordar un proyecto tan importante en nuestra empresa como la instalación de paneles fotovoltaicos es recomendable hacer un análisis profundo de los beneficios de dicha inversión. A continuación enunciamos 8 ventajas de la energía fotovoltaica para las empresas.

1. Ahorro en la factura eléctrica

Las recientes subidas de los precios de la luz hacen más atractiva la instalación de placas solares en las empresas. El autoconsumo se considera una opción muy interesante ya que puede conseguir ahorrar en torno al 40%-60% anual en la factura. Obviamente esta horquilla variará en función del tamaño y las características de la instalación.

Según experiencia de Retain, el ratio de autoconsumo respecto a la generación es en torno al 25% y el excedente respecto a la energía consumida cercano al 5%

2. Reducción de la huella de carbono

La huella de carbono es uno de los indicadores de sostenibilidad medioambiental que calcula la totalidad de las emisiones de dióxido de carbono que son liberadas a la atmosfera. Esta medición nos ayuda a definir planes de reducción y practicas para el ahorro, buscando la eficiencia y sostenibilidad. Suelen llevar acciones como menor producción de aguas residuales o residuos.

La energía solar a través de placas fotovoltaicas es muy poco contaminante. Para producir energía solar no se necesita ningún proceso químico ni se expulsan sustancias que sean nocivas para la atmósfera. Es una energía que no contribuye al calentamiento global ni al efecto invernadero. Otro punto muy relevante del autoconsumo mediante paneles fotovoltaicos es que se produce la energía en el mismo lugar que se utiliza y de una manera mucho más sostenible.

Uno de los motivos de queja de muchos detractores de las energías solares es que el proceso de fabricación de estas tecnologías emite una gran cantidad de dióxido de carbono. Pues bien, un estudio realizado por Nature Communications explica que con la fabricación de paneles solares se han reducido entre un 17% y un 24% la emisión de gases nocivos. Es decir, si contamos lo que evitan con su uso y lo que generan con su producción es una relación mas que favorable hacia la huella de carbono.

3. Aumento del valor de los emplazamientos

Las instalaciones con paneles fotovoltaicos se están revalorizando si las comparamos con las que tienen un consumo eléctrico convencional. Empieza a ser común que se opte por este tipo de energía verde y de autoabastecimiento.

Si un inmueble ya tiene la instalación solar hecha y no tiene que realizarse esa inversión inicial por ella es un valor añadido enorme para tu empresa.

Uno de los estudios mas importantes sobre el valor de los inmuebles tras la implantación de paneles solares realizado por la plataforma inmobiliaria norteamericana Zillow en 2018, indica que los inmuebles que cuentan con instalaciones fotovoltaicas se venden de media un 4% más caros en comparación con los que no los tienen. En el mismo estudio se expresa como un 80% de los compradores de inmubles tienen en cuenta la instalación de paneles fotovoltaicos en la compra de ellos, tomándolo como un elemento importante en su decisión.

4. Retorno de la inversión

Cada instalación energética es un caso especial si hablamos de retorno de la inversión. El periodo de recuperación exacto que posee cada una de ellas puede variar en función de alguno de los siguientes parámetros:

  • Gasto energético: en función del consumo histórico previo de la empresa y la previsión futura.
  • Cantidad de energía generada: La localización de la instalación fotovoltaica, la cantidad de luz y la calidad de la instalación serán factores determinantes en la cantidad de energía que seamos capaces de generar. Cuanto mayor sea la cantidad de energía producida, menor será el tiempo de recuperación de la inversión.
  • Coste de la instalación: Cada instalación va a tener un coste y unas ayudas por parte de los organismos. Conseguir que tu instalación tenga un coste menor será importante a la hora de calcular el retorno de la inversión.

Aunque la inversión en la instalación de los paneles fotovoltaicos puede ser elevada, la amortización de estos es uno de sus grandes puntos favorables. Esta amortización suele hacerse en los primero 6-10 años de vida, dependiendo mucho de las caracteristicas de la instalación que tengamos. Teniendo en cuenta que la vida útil que suelen tener las placas solares rondan los 30 años, podemos decir que las instalaciones fotovoltaicas tienen unas rentabilidades muy elevadas.

En la experiencia de Retain en la instalación de más de mil instalaciones fotovoltáicas gestionadas en España y Portugal, hemos generado algunos valores promedio interesantes para la evaluación rápida del retorno de la inversión. Lógicamente estos datos pueden variar mucho en función de la instalación particular.

Valores promedios de inversión y retorno para una instalación de 20 kWn

  • Inversión: 20.000 €
  • TIR: 10%
  • VAN: 6.000€
  • PAY-BACK: Entre 7 y 8 años

5. Bajo coste de mantenimiento

Si bien el mantenimiento de las placas solares no es excesivamente complicado ni costoso, en el caso de empresas puede ser algo más complejo, en función de las características de las instalaciones y de la localización de las placas. En cualquier caso, es importante tener en cuenta que un mantenimiento adecuado nos ayuda a asegurar la rentabilidad de la instalación.

Algunos de los mantenimientos básicos a realizar incluyen el limpiado de las superficies, la revisión de los acumuladores, el cambiado de las gomas aislantes y una revisión por desperfectos periódica.

Por otro lado, es necesario mantener las instalaciones debidamente legalizadas, asegurando que todos los permisos y licencias requeridos por las distintas administraciones están actualizados y adaptados a las distintas normativas, y se renuevan en tiempo y forma. Igualmente, y en función de la instalación, deberás realizar inspecciones periódicas a cargo de Organismos de Control Autorizados (OCAs).

Las aplicaciones software de mantenimiento de activos, como Retain, ayudan a gestionar estas actividades de un modo más eficiente y seguro, incluyendo la gestión de incidencias, los planes preventivos, gestión de presupuestos y proveedores, etc. En nuestro caso, el software de gestión de legalizaciones LLR es el complemento perfecto para mantener además las instalaciones debidamente legalizadas, evitando sanciones y problemas administrativos.

6. Soporte a los programas medioambientales y de sostenibilidad

Esta clase de acciones favorecen la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) de la empresa, es decir, la contribución activa y voluntaria a mejorar lo social, económico y medioambiental. El objetivo de la RSC es mejorar la situación competitiva y agregar un valor añadido a las empresas

La apuesta por las energías renovables en la RSC viene contemplado en los objetvos de desarrollo sostenible (ODS), mencionados al principio, en la Agenda 2030.

La apuesta también por parte del marco regulatorio durante los últimos años con la supresión de impuestos y la gestión de excedentes es ya una realidad. Facilitar la las empresas la entrada a estas instalaciones es una clara apuesta por parte de los organismos.

7. Reconocimiento social e imagen corporativa

El aumento en la sociedad de un espíritu de cuidado al medioambiente y el uso de energías más renovables es algo que afecta directamente a las empresas. La construcción de una marca fuerte con respecto a la utilización de energías renovables es una de las maneras que tienen las empresas de mejorar su reconocimiento social y su imagen corporativa.

Muchas empresas hacen rediseños de sus logotipos o incluyen apartados en sus páginas web para que se les reconozca por su responsabilidad con el planeta y con la utilización de energías renovables. Este esfuerzo en el branding de las empresas hace que los clientes tengan una mayor lealtad con ellos, generando relaciones sólidas a largo plazo.

8. Apoyo y reconocimiento de administraciones e instituciones

Las administraciones intentan que las empresas adopten energías renovables para conseguir una menor contaminación y un entorno más saludable. «Para cumplir con sus compromisos sociales y con la agenda marcada por los organismos internacionales»

Son muchas las ayudas que se ofrecen a las empresas en forma de subvención para la adquisición y gestión instalaciones fotovoltaicas. En la actualidad, el Gobierno va a apoyar a las empresas en su transformación energética con un 9% del presupuesto del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Por otro lado, también suelen ofrecer apoyo a nivel social como el reconocimiento de la utilización de energía responsable en redes sociales o en medios más convencionales como los periódicos.

En el ámbito del reconocimiento, son muchas las administraciones e instituciones que periódicamente premian a las empresas comprometidas con el medioambiente y socialmente responsables, tanto a nivel local, nacional o europeo.

Gestión integral de instalaciones fotovoltaicas

Cuando se quiere implantar un sistema de energía solar, especialmente en empresas con múltiples emplazamientos distribuidos, es necesario desarrollar un plan fotovoltaico adecuado a las circunstancias y objetivos del proyecto. Algunos de los pasos necesarios en esta implantación son:

  • Estudio previo: Observación de la viabilidad y rentabilidad de las instalaciones.
  • Subvenciones: Análisis de las ayudas existentes para poder ofrecer una mejor viabilidad.
  • Elaboración técnica del proyecto: Adaptación al medio y a la empresa para cubrir las necesidades pedidas.
  • Legalización: Estudio de la normativa local y estatal para adaptarnos a la legalidad.
  • Instalación y ejecución: Un equipo de especialistas debe llevar la instalación de toda la instalación
  • Mantenimiento: Gestión durante el ciclo de vida de la instalación mediante aplicaciones que contengan la información necesaria.

Las empresas con gran numero de activos pueden obtener un mayor beneficio, al disponer de grandes superficies para la instalación. Algunos de los ejemplos de sectores donde es posible instalar paneles solares son los siguientes:

  • Estaciones de servicio
  • Hoteles
  • Grandes superficies
  • Supermercados e hipermercados
  • Cadenas de restauración
  • Instalaciones sociosanitarias
  • Transporte publico
  • Administraciones publicas

En Retain somo especialistas en el desarrollo del planes fotovoltaicos para empresas. Para ello aunamos criterios de eficiencia, retorno de inversión, cumplimiento normativo y optimización de mantenimiento. Nuestro equipo de ingenieros especialistas en instalaciones fotovoltaicas y nuestra plataforma software de gestión de activos consigue ofrecer una solución integral al despliegue y mantenimiento de estas instalaciones.

Contacta con nosotros y un especialista resolverá tus dudas y te ayudará a planificar tu instalación fotovoltaica sin compromiso.